miércoles, abril 01, 2009

Hasta no poder más


He rozado el cielo con los dedos...
He trazado tu nombre en el cielo
Lo escribí en la arena, en el mar
Lo dibuje en el aire
Acaricie cada trazo de escritura
Lo escribí con reverencia, con fe
Lo escribí en cera, en papel
A cada trazo, una oración le seguía
Un rezo, salido del alma
Oración y fe
Eso fue la espera
Hoy roce el cielo con los dedos
Por que te creí perdido, muerto
Y por fin escuche la respuesta a mi oración
Hoy roce el cielo con los dedos
Por fin hoy, te escuche respirar...
Reme Gras

2 comentarios:

Goriot dijo...

Escribes rozando sin arañar ni molestar, como tus palabras tienen un roce suabe, lírico y significativo.
Un besino.
Goriot.

bibliotecaria dijo...

Es muy linda tu poesía. Te invito a publicarlas en mi ANTOLOGIA. Cariños