domingo, diciembre 13, 2009

Lo que quise


Quise ser tu sombra
Reflejarme en el espejo de tus ojos
Calentarme al abrigo de tu abrazo
Soñé ser la dueña de tus sueños
Despertar tu pasión
Escribir el diario de tus días
Quise ser tu sueño
Dormir al abrigo de tu desvelo
Y me sentí mujer por mi sueño
Apreté los ojos al despertar
¡ Sueño no huyas!
No te alejes de mí...
Lo que quise ser...
Fue un sueño...
Lo que soy... la sombra de un sueño
Reme Gras.

1 comentario:

marisa dijo...

Quizá el poema más bonito que te he leido, y el mejor que he leido en mucho tiempo.
Creo que cuando alguien ha escrito algo como esto, debe ser dificil volver a sentarse a escribir, porque se sabe de antemano, que será casi imposible mejorarlo.
De todas formas, sigue, que tu puedes.