domingo, abril 11, 2010

Etéreo

Camino, sin nada firme bajo los pies
Piso en blandos senderos
Nada es tangible
Es etéreo...
No hay sendas rectas, ni firmes
Solo dudas y lamentos
Donde antes mi mano se llenaba
Ahora habita él vació
Hueco en el corazón...
Sombras en la mente
Ante la desesperanza...
Queda la oración
La ilusión de un amanecer
La presencia de tu recuerdo
Algo que reafirme mis pasos
El recuerdo de tu mirada...
Más allá de las estrellas...
Reme Gras.

1 comentario:

Alma Mateos Taborda dijo...

Precioso poema con dejos de nostalgias y la calidad de siempre. Felicitaciones! Un abrazo.