viernes, mayo 07, 2010

Tras la luz

La noche presentida, acude
Tras la luz esplendorosa...

La noche lo cubre todo
Llora el cielo, lagrimas heladas
Estalactitas de sal dolientes
Desde la oscuridad temida

Restos de estela brillante
Manto, refugio... amparo
Bajo las sabanas, duerme el corazón
Que no los sentidos... ni la razón

Manto de nubes negras...
Auspicio de malos vientos
Sueños perdidos tras la luz
Noche oscura...
Llagada tras la luz...
Reme Gras.

3 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

Precioso poema con imágenes preciosas y un final sin desperdicios. Felicitaciones! Un abrazo.

SILOE dijo...

Muchas gracias Alma... tus visitas son muy gratificantes para mi.
Un beso, Reme.

Goriot dijo...

La noche puede tener sus encantos, que los poetas sabemos. Pero es un descanso para las almas.
Un besino.
Goriot.