jueves, marzo 31, 2011

Agua marina



Volvió la ola a golpear, rompiendo en la orilla

arrasando la fragilidad del puente,

no hay nada que contenerlas pueda,

rompen embravecidas, con fuerza.

Levantan los cimientos,

desmontando  aquello que construí,

convirtiéndose en azúcar diluida,

arena engullida al fondo del océano.

Golpea el sentimiento…

destruye la esperanza,

a la vez que oxigena el agua,

de nuevo me invade la tristeza.

Ojalá pudiera desaparecer junto al oleaje,

fundirme entre el viento y el mar,

ser gota salada, arena removida,

ser  tan solo, agua marina.

Reme Gras.

Derechos reservados.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero si ya lo eres... todos los somos. Agua salada, viento, tierra y fuego. Tenemos todo lo necesario para ser "lo que queramos".

El Mar...Siempre el mar dijo...

Amiga Reme... cuando el corazón siente asi como has sentido tu al escribir tu bello poema...parece que nada lo va a poder levantar, todo parece imposible y sin embargo...nunca hay que perder la esperanza de que al final del tunel aparezca un precioso rayo de sol que ilumine la vida.

Mi mejor sonrisa para ti

SILOE dijo...

Gracias amigo " anonimo" pro dejar huella de tu paso por mi espacio.
El mar.... Fran, gracias por dejarme siempre tu mejor sonrisa.
Besos, Reme.