lunes, marzo 05, 2012

Sin mirar atrás

No quiero mirar atrás…
ni ser estatua de sal,
caminar con la mirada al frente
sin perder el latido, el impulso.

Soy el resultado de mi vivencia
para bien o para mal,
con mi  cara al viento,
y la constancia en la  esperanza.

Me equivoco y camino,
rectifico y sigo el paso,
respiro y continuo caminando.

Desde el ayer vivido
con la mirada en el futuro,
 sigo buscando en cada amanecer.


El sol sigue llegando,
caminando tras la noche.

Reme Gras.
Derechos reservados.

No hay comentarios: