miércoles, abril 03, 2013

Monologo


Monologo

Hay un monologo a dos…
paradoja del alma.

Habla el yo dormido…
con el que comienza a despertar.

Susurra versos y cantos…
tararea, sin letra
solo tararea.

Y habla en voz baja del despertar,
susurra en verso, sentimientos, sentires.

No es un diálogo de sordos,
se escuchan y comprenden…
es el alma que desea vivir,
con el alma dormida.

Le cuenta… el temblor de una caricia,
el estremecimiento de un beso,
el susurro de un suspiro.

Y el monologo se desvanece…
ante el torrente despierto,
no hay susurros.


Es una voz atronadora,
la voz esplendorosa y ardiente,
la voz del gozo y la alegría.

Porque al alma durmiente…
le gano la vida.
Reme Gras.
Derechos reservados.



3 comentarios:

José Valle Valdés dijo...

Estupendo poema, amiga.

Beso

SILOE dijo...

Muy amble José... gracias por venir a leerme.
Reme.

J. Teodoro P. G. dijo...

Reme leo tus entradas y veo en ellas un hilo conductor: la creatividad.
"Monologo", es un poma cercano, directo. Me gusta.
Gracias por presentarlo.