miércoles, septiembre 03, 2014

Mitades.

Mitades
*
Separando carne y espíritu;
 queda el lamento oscuro…
el grito del alma amordazada.

Reprimida y olvidada
es grito ahogado,
entre el bullicio de lo establecido.

Esa dualidad que nos acompaña,
que nos convierte en mitades distintas,
entre el deseo y lo correcto.

Lo que se establece como regla,
la escrita en tablas de piedra,
esa ley creada para incumplirla.

Mientras seguimos luchando…
partidos en dos mitades.


Reme Gras.

Derechos reservados.


2 comentarios:

Argonauta Dalianegra dijo...

Entre lo que debemos hacer y lo que queremos realmente hacer, puede mediar un mundo, y forma parte de esa dualidad que somos.
Muy buen poema, Reme, como lo son todos los tuyos sin excepción. Besos y comparto. Feliz semana!

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias Mayte... un placer tu visita siempre.
Besitos.
Reme.