miércoles, febrero 25, 2015

Mi corazón.

Mi corazón marchita,
entre suaves suspiros agónicos.

Su latido se suspende a ratos,
otros se aceleran sin motivo,
en un  bum, bum, descompasado.

Supuran sus heridas,
aguas que no alcanzan los ojos,
entre suspiros y derrotas.

No se duele de traiciones,
ya no reclama atenciones,
siquiera espera mimos.

Solo aspira a reposar…
en una mar rojo.

Zarpar sin lastre,
navegar a otros mares,
donde no sea necesario…
palpitar, latir,
donde lo único preciso sea…
soñar, sin la memoria de un tiempo perdido.


Reme Gras.

Derechos reservados.

4 comentarios:

Carmen Silza dijo...

Soñar con la memoria renovada.
Precioso Siloe.
Un placer leer tus letras.
Un abrazo

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias por tu visita Carmen...
Un abrazo.
Reme.

José Valle Valdés dijo...

Se me da muy bien logrado el poema, amiga. De mucho buen gusto, como siempre.

Abrazos

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias por tu visita José...y gracias por dejar tu huella en mis versos.
Un beso.
Reme.