miércoles, marzo 11, 2015

Hoy, ahora.


 Para Juan.
Con vuestro permiso, y aunque no suelo publicar cosas personales, hoy hago una excepción.
 Este poema va dedicado a mi esposo. Con todo el cariño acumulado en nuestros 35 años casi de matrimonio, dos hijas en común y mucho camino andado.
 Reme Gras.
Hoy, ahora
el corazón se hace girones,
el estomago patalea en tu cintura,
el alma quiere escapar de tu cuerpo.

Es la explosión de lo conocido,
el romper las costuras del cuerpo,
el terremoto que anuncia el fin.

Y secas las lágrimas,
respiras con fuerza,
aprietas los labios.

Te plantas frente al dolor,
y sacas pecho.

No podrá conmigo,
no podrá la muerte llevarte,
luchare con fiereza.

Porque tu final no será callado,
ni tranquilo,
porque frente al dolor, a la enfermedad,
no estarás solo,
¡ yo estoy contigo !


Reme Gras. (8_3_2015)

Derechos reservados.

14 comentarios:

Benjamin Adolfo Araujo Mondragon dijo...

Mi solidaridad Reme,,,
¡¡¡bello poema!!!

Siloe Sombra dijo...

Gracias Benjamin, es una batalla que vamos a ganar...
Un abrazo.
Reme.

Carmen Silza dijo...

Reme, hermoso poema, batalla que como bien dices ganaremos, lo comparto con mucho gusto compañera.
Un fuerte abrazo cielo.
Besos.

Siloe Sombra dijo...

Gracias por tu apoyo Carmen... tus visita y seguimiento hacen que escribir sea más placentero.
Un abrazo.
Reme.

Argonauta Dalianegra dijo...

Hace poco le compuse un poema en el que le decía algo muy parecido a mi marido (porque parecía que padecía una enfermedad grave, aunque después, afortunadamente se la descartaron), con el que también llevo muchos años, pues ya te dije que aparento bastantes menos de los que tengo,pero ahí están.
Tanto en tu poema como en el mío, las dos queremos dejarles constancia de que estamos con ellos no sólo para lo bueno, sino para todo, y que estaremos siempre.
Y yo sé que en tu caso también ganaréis la batalla, eso dalo por hecho, porque si se desea algo con mucha fuerza, siempre se consigue.
Un fuerte abrazo para los dos con todo mi cariño, querida Reme.

Ariel sirena dijo...

Eres una gran Mujer y tu amor es tan inmenso que ni la muerte lo acobarda .Fuerza Reme <3

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias Mayte... entonces tu comprende mejor mi estado de animo, aunque mi marido si esta diagnosticado, y no tuvimos la misma suerte. Estamos en plena pelea e insistimos en intentar que nuestras vidas sean lo más normalizadas posible, pero a ratos te vence la pena. Solo por unos minutos me permito flaquear... luego a presentar batalla.
Un beso...
Reme.

Siloe Sombra dijo...

Un beso Ariel... gracias por tu apoyo, aunque no creo ser nada especial, solo una mujer en una situación mas frecuente de lo deseable con ganas de plantar batalla a esta enfermedad.
Un abrazo y gracias.
Reme.

Beto Brom dijo...

Impactantes líneas,,, siempre juntos lo lograrán, estoy seguro...
Un abrazón para los dos.
B.B.

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias Beto... por lo menos lo vamos a pelear. Seguro ganamos.
Un beso.
Reme.

José Valle Valdés dijo...

Poema que impacta, amiga, trasmite muy bien tu sentir y habla de tu constancia y fidelidad para con tu esposo. Es una vida juntos, y tu bien hacer lo sostendrá. Mis votos porque todo termine feliz.
Fuerte abrazo

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias José por tus buenos deseos... confiando en la providencia.
Un beso.
Reme.

maribel dijo...

Que gran amor y que fuerza tiene tu poema ha Juan.Sigue así y ganareis la batalla

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias por tu visita Maribel...
Un abrazo.
Reme.