viernes, julio 31, 2015

Que sí... que ya lo entendí.


Que la vida no  se puede coger, tocar
que es solo un barco levitando entre nubes,
un viajar sin billete, sin conocer el puerto,
sin jamás entender porque o  como.

Es solo que me costaba comprender,
eso de no poder palpar las heridas,
que se infectan las llagas,
cuando se hurga en ellas.

Porque nada está escrito,
no hay nada preestablecido
siquiera el nacer o el morir.

Porque al final…
solo somos una plaga,
arrasando la piel de la tierra que nos acogió.


Reme Gras.
Derechos reservados


4 comentarios:

Chelo dijo...

Dices "Es solo que me costaba comprender,
eso de no poder palpar las heridas"

Precioso, a mi también me pasa eso...

Besos y feliz verano

Siloe Sombra dijo...

Gracias por tu visita Chelo... feliz verano para ti tambien.
Reme.

Marina Collado Prieto dijo...

Un bonito poema Reme. Tocando como siempre las fibras más sensibles. Un beso

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias Marina... siempre tan amable conmigo.
Un beso.
Reme.