martes, marzo 08, 2016

Hieren las palabras

A veces… solo a veces,
las palabras son lanzas afiladas,
verdaderas picas de acero
que laceran los costados.

Proyectiles de dardos envenenados,
lanzados con frialdad hacia la sensibilidad
con el despotismo y la arrogancia,
de quien se cree un ser superior.

No uso la palabra como arma para herir,
intento construir puentes,
limar asperezas.

Sobre aquello que hiere…
mis palabras son ungüentos
más que poemas.


Reme Gras.
Derechos reservados.

4 comentarios:

Carmen Silza dijo...

Que no nos falten esos unguentos como la miel de tu poema y corazón.
Abrazo Reme.

Siloe Sombra dijo...

Gracias Carmen... encantada con tu visita.
Un abrazo.
Reme.

Isidoro Ortega Contreras dijo...

Sobre aquello que hiere…
mis palabras son ungüentos
más que poemas.

Siloe Sombra. Hermosas tus palabras. Un abrazo.

Siloe Sombra dijo...

Muy amable Isidoro... gracias por tu visita.
Un beso.
Reme.