martes, junio 12, 2018

Sangrando


Mis letras no manan de la mente,
sangran desde el corazón,
revelándose ante su destino,
negándose a ser, un mero objeto.

Los versos no son solo palabras ordenadas,
ni sentencias filosóficas,
son algo más sutiles, más cercanos,
porque tiene poder… ¡Emocionan!

Enaltecen al que escribe,
conmueven al que lee,
resucitan las pasiones,
hieren al insensible.

Sangran los versos…
desde el corazón donde brotan,
y aquel que los mira y los siente…
J¡jamás será el de siempre.

Porque al sangrar un verso…
siembra letras donde nada crece.

 Reme Gras.
Derechos reservados.


No hay comentarios: