lunes, septiembre 10, 2018

Inconsciencia


No imaginas como duele,
cómo sangra la herida
hasta ahogar su propia fuente
sin sosiego… ni medida.

Es un pozo sin fondo,
una raíz podrida, que profundiza
hasta cruzar el núcleo,
 de parte a parte.

Son mitades, fracciones…
trozos desgarrados
de carne machacada
y alma corrompida.

No existe la consciencia del mal
ni del profundo daño que se causa
 es  la ausencia indiferente
ante un dolor perenne.

 Reme Gras.
Derechos reservados.


10 comentarios:

Marina Collado Prieto dijo...

Desgarradoras letras, profundas y ciertas, Reme...
Besos todos querida amiga.

José Valle Valdés dijo...

De mucho gusto, amiga. Placer en leerte.

Abrazos

Beto Brom dijo...

MUY BUENO!!!!
Grato escucharte, poetisa
Cariños mil, amigaza

Siloe Sombra dijo...

Gracias Beto, siempre tan amable conmigo...
Un abrazo.
Reme.

Siloe Sombra dijo...

Gracias José Valle, un placer tu huella en mi trabajo.
Un saludo afectuoso.
Reme.

Siloe Sombra dijo...

Muy amable Marina. Un beso.
Reme.

AdolfO ReltiH dijo...

TUS LETRAS SON DESGARRADORAS!!!!
ABRAZOS

Siloe Sombra dijo...

Gracias por tu visita Adolfo...
Mis letras suelen serlo, tal vez, porque la vida lo es...
Un abrazo.
Reme.

godofredo rudel dijo...

Se me hace extraño el contemplar el dolor y la pasión, las letras me golpean, la razón es un intento que siempre se disipa.

Simplemente, vive tu vida, con afecto G.













































































































s
























Siloe Sombra dijo...

Godofredo Rudel, gracias por pasar a comentar mi trabajo... no dudes que vivo, por eso escribo, porque vivo.
Un saludo afectuoso.
Reme Gras.