sábado, mayo 09, 2009

Mirando dentro


Mirando dentro
Hay una mirada extraña que no ve alrededor... mira hacia dentro de uno mismo, dentro de la piel que nos cobija.
Mira y encuentra lo que se oculta a la vista de otros, aquello que nos avergüenza o nos enorgullece solo a nosotros mismos.
Esa mirada de la que no puedes escapar, aunque intentes ocultar algo, esos ojos que habitan en el alma... lo encuentra, lo localiza, y lo subraya.
Y no escapa ante esa mirada, la decepción ante lo no alcanzado, ni el regocijo de nuestros logros.
Muchas veces intento poner un velo oscuro ante la luz que veo en mi interior... no me gusta desnudarme a mi misma, ni mirar en mis porques, me abrumo ante la impotencia de mis revelaciones.
¿ Que hacer ante lo descubierto?... ¿cómo obtener conciencia de lo malo o bueno que anida en lo profundo de mi yo?...
Y entonces descubro que ante mi mirada solo siento miedo... miedo de lo que no me gusta de mí, de no poderlo cambiar, de que se vea desde fuera...
Que esa lucidez que deslumbra dentro de mi, trascienda al exterior, y entonces descubro que la búsqueda de mi verdad se quiebra antes mis miedos, se esconde bajo mis temores, por que la impotencia se ceba en mi, y no sé si sabré caminar de la mano de mi conciencia lucida.
No es solo una búsqueda interior, es la piedra filosofal de todo ser humano, su verdad, su luz y su oscuridad.
Reme Gras.

2 comentarios:

Alfa dijo...

En el interior están muchas respuestas, en el exterior hay muchas preguntas (y viceversa) :)

Goriot dijo...

Es interesante tu relato, desgranas intelectualidad y sedimentas criterios de sobrada filosofía.
Dos besinos.
Goriot.