sábado, junio 27, 2009

Cada día


Cada mañana me revisto de esperanza,
desnudo mi alma de recuerdos,
camino hacia el futuro.

Cada mañana, espero que todo se calme
que la luz ilumine la senda.

Espero, rezo, olvido...
olvido el dolor de la perdida,
espero el resurgir del perdón,
rezo por que la realidad sea serena.

Que un equilibrio natural todo lo llene
porque no se entienden sentimientos,
ni llantos, ni penas...
cuando hay esperanza.

Solo cabe esperar…
 que llegue la luz cada día.


Reme  Gras.

5 comentarios:

bibliotecaria dijo...

Gracias amiga por tu comentario en Antología. El premio también es tuyo. Te lo puedes llevar para tu blog. Cariños

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Esperas que llegue la luz, pero con tu actitud y eso consejos que le das a mi nostalgia llegarás a donde te propongas...

Gracias por decir...

SILOE dijo...

Gracias a ti Francisco.. por esos versos que siempre hacen ver más alla de las letras.
Reme.

usuario123 dijo...

es lo mejor que he leido nunca

Goriot dijo...

Con sensibilidad y pureza de sentimientos esperas... los humanos siempre esperamos.
Un besino.
Goriot.