sábado, junio 20, 2009

La transparencia


De niña me enseñaron las diferentes formas de los objetos, de las cosas, formas, tamaños, colores...
Aprendí que hay formas opacas, duras, moldeables, y transparentes...
A veces dices de una persona a la que reconoces sus intenciones que es un “ ser transparente” y es a modo de halago, o de precaución ante su proceder.
Pero la transparencia de la que me ocupo es distinta, es esa que mira a través de uno, y que te convierte en un ser invisible, como si al hacerte, en el seno materno hubieran olvidado un ingrediente, aquel que nos da esa pizca de sal, que adereza el ingenio, y nos hace visibles al mundo.
Tal vez sea eso, una cuestión de química, y no sea por nuestra causa el pasar inadvertido para el mundo, ó parte de él, por que a veces el ser invisible cuando más se necesita un hombro en el que llorar, una mano que oprimir, es cuando más pesa esa invisibilidad en la que algunos de tus congéneres te relegan.
Vivimos a una velocidad tan de vértigo que obviamos que hay personas en nuestro entorno que necesitan una mirada, una caricia, tal vez solo unas palabras de aliento para dejar de ser transparentes y poder sentirse un poco mas parte del mundo.
Creo que para evitar “mis” transparencias me pintare un punto rojo en la frente... ¿ Y como consigo evitar la transparencia de mis amigos?...
Para pensar...
Reme Gras

No hay comentarios: