viernes, agosto 13, 2010

Amanecer

Hubo un tiempo...
De amaneceres remotos
Donde el sol era dios
La tierra la madre
Hubo un tiempo...
Glorioso de estrellas
De cielos limpios
Luces de amaneceres
Hubo un tiempo...
Que mi corazón sentía
cuando la ilusión me desbordaba
Donde todo florecía
Ese tiempo de amanecer
Paso al ocaso
Se agosto la flor
Las sombras cayeron
Sombras que cubrieron mi alma
Dejando en el olvido la esperanza
Sin saber que siempre...siempre
Hay un nuevo amanecer
Reme Gras.

3 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

Hermoso y nostálgico poema. Aprende a confiar en un nuevo amanecer que siempre llega. Un abrazo grande.

MURIOLAMAGIA dijo...

Todo cuanto pase en el alma, recuerdos...esperas...dolor...amaneceres...todo...todo será nada sabiendo eso que tu sabes...que SIEMPRE HAY UN NUEVO AMANECER.


Mi mejor sonrisa para ti

SILOE dijo...

Mi estimada Alma... gracias por dejar siempre tu comentario en mi espacio que asi se hace tuyo...
Apreciado Francisco... es cierto que siempre hay un nuevo amanecer... dejando nuestras penas difuminadas, gracias por pasarte a comentar.
Besos a los dos, Paz.