miércoles, septiembre 04, 2013

Cuestión de tiempo.

El tiempo juega en mi contra,
y en tu contra…

Todos los minutos que no tuvimos,
los que perdiste y dejaste ir.

El tiempo que te dedique,
y se diluyo en pálido reflejo
en desperdicio, en angustias.

Ese tiempo que se evaporo…
ya no es ni recuerdo,
es solo fracción de vida muerta.

Y desde la vida…
la que me resta por vivir,
despereza la ilusión dormida.

Mi tiempo ya no te pertenece,
es el oro del resto de mis días.

Mi hoy se funde con el sol de las mañanas,
de todo el tiempo que me queda por vivir.


Reme Gras.
 Derechos reservados.

2 comentarios:

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

El tiempo... ese Damocles sobre nuestro reloj

Un saludo

SILOE dijo...

Así es Francisco... pero siempre queda la esperanza de que los momentos venideros recompensen la perdida.
Un beso querido poeta.
Reme.