martes, octubre 06, 2015

Tragedia

Mis ojos, cristales rotos…
agotados, secos de aguas,
de espaldas a nada que no sea trágico,
ignorando cualquier luz entre las sombras.

Vivo en el vértice del tiempo,
abocada a la tragedia
sin aire que llevar a mis pulmones,
ni agua, que calme mi sed.

Son los vientos de los tiempos,
huracanes arrogantes,
sin compasión ante el temor humano.

Es la consecuencia lógica,
el desarrollo natural de un hecho,
somos víctimas de nuestra propia inmolación.


Reme Gras.

Derechos reservados.

2 comentarios:

Carmen Silza dijo...

Tus ojos los hago míos, por un momento aunque estoy mejor, me has recordado lo molesta que es esta alergia que me están mirando.
Es precioso el poema, felicidades Reme por tu buen hacer.
Estoy algo mejor y os voy visitando poco a poco.
Feliz día, un abrazo.

Siloe Sombra dijo...

Gracias Carmen... me alegra tu mejoria... yo voy más lenta, aunque no desespero.
Un abrazo y siempre bienvenida.
Reme.