lunes, diciembre 07, 2015

Llora el alma.

Mi alma es laguna quieta,
salpicada por la lluvia,
empapándose del todo que es la vida…
en perpetua quietud.

Llora mi alma…
lágrimas oscuras y sangrantes,
después de milenios de cicatrices,
cuya huella sigue siendo imperceptible.

Llora mi alma…
ante la indiferente mirada del mundo,
ante la sangre que empapa el suelo.

Nada nos sacude ni estremece,
ni la tormenta, ni la lluvia…
frente al final… el alma, solo sabe llorar.


Reme Gras.
Derechos reservados.

2 comentarios:

Marina Collado Prieto dijo...

Preciosos versos Reme. Es un placer para mi leerte y escuchar tu dulce voz amiga.Muchos besos y abrazos.

Siloe Sombra dijo...

Muy amable Marina... me alegra que te gusten mis versos.
Un beso.
Reme.