domingo, julio 24, 2016

No soy una roca

Aunque el viento me zarandee,
y sople fuerte sobre mí.
aunque me empape la lluvia,
calando hasta mis huesos.

Aunque  el sol me queme,
sin que levante mis llagas.
aunque mi carne se aje y avengente,
sumando el paso de tiempo,
no me erosiono o rompo.

Soy semilla que germinó
encarnada en vientre ajeno,
que creció sin mimos, ni cuidados,
sin la exquisitez de las caricias.

Soy la carne que se humilla y escarnece…
frente a la fría indiferencia,
ante el olvido infame de sus raíces.

No me romperé,
la erosión no me borrara de la tierra,
seré yo hasta el último segundo de aliento,
seré yo…
! Jamás seré una roca ¡

Reme Gras.
Derechos reservados.

6 comentarios:

Marina Collado Prieto dijo...

No te rompas nunca amiga por malos que sean los tiempos y sigue siendo tú, no una roca. Bellísimo poema Reme. Besos miles.

Siloe Sombra dijo...

Gracias Marina... un abrazo junto a mi gratitud.
Reme.

Dunia Arrocha Hernández dijo...

Hermosas letras llenas de fortaleza que dejó vertir tu tinta.
Mi enhorabuena por esa rotundidad.
Mi enhorabuena por hacer tu sentir nuestro.

Abrazos.

Siloe Sombra dijo...

Muy amable Dunia, gracias por dejar tu huella en mis letras...
Un abrazo.
Reme.

TRamos - dijo...

Fuerte y con coraje a la vez que escrito con delicada sensibilidad.

Besos muchos

TRamos

Siloe Sombra dijo...

TRamos... gracias por tu visita y esa huella que dejas.
Mi abrazo.
Un beso.
Reme.