lunes, agosto 15, 2016

De darme...


Me desgasto en dar…
deshaciéndome en partículas pequeñas
en minúsculos “yo” que se esfuman
elevándose al cielo como humo.

Me esparzo como gramíneas aventadas,
agitadas por la brisa suave,
y me poso sobre las cenizas de mi vida,
consumida en dar… siempre, en dar…

Y lo que me llega, resbala,
deslizándose por mi piel permeable,
sin que cale nada.

Dejando el poso del vacío,
ese hueco que hace el tiempo,
en la perpetua espera de un beso.


Reme Gras.
Derechos reservados.

6 comentarios:

Marina Collado Prieto dijo...

Qué bello es dar amiga aunque en ese continuo nos dejemos la vida en la espera de un recibir. Precioso Reme. Besos y abrazos.

Siloe Sombra dijo...

Gracias Marina, un placer siempre tu visita.
Un beso.
Reme.

José Valle Valdés dijo...

Placer en lessrte, amiga. Siempre es una suerte poder dar.

Beso

Servilio Casanova Pestano dijo...

Bello poema, amiga Reme, ese dar, aunque a veces no lo parezca, tiene su compensación, a veces te compensa quien menos te lo esperas... el bien tanto como el mal es siempre un bumerán que siempre vuelve a nosotros... Besos, amiga.

Siloe Sombra dijo...

Gracias por tu visita Jose... es una suerte porderse dar si... aunque a veces eso significa no tener vida propia.
Un placer tu visita.
Reme.

Siloe Sombra dijo...

Servilio...puede ser, de momento... solo estoy una un lado de la ecuación, seguiremos esperando.
Gracias por tu huella.
Mi beso.
Reme.