jueves, octubre 27, 2016

La paradoja de la luz

Cuando el sol sale…
 pretende abrazarme,
envolviéndome con su cálido rayo,
deslumbrándome con su luz.

Cuando más fuerte es el medio día
en mis oscuras horas,
más sombras aparecen,
envidiosas, de esa luz que me quiere.

Y lloran los rayos…
lagrimas de fuegos,
gotitas de luz desprendidas
del corazón de mi estrella.

Nunca la felicidad es completa,
ni la luz constante,
tampoco la sombra.

Pero la oscuridad reina,
cuando más fuerte es la luz,
paradojas del ser y existir.


Reme Gras.
Derechos reservados.

2 comentarios:

Marina Collado Prieto dijo...

Hermosas tus letras Reme. Nuestra existencia se desenvuelve en esa paradoja de luces y sombras y como bien dices nada es constante así que disfrutemos todo lo que podamos de esos momentos de luz. Besos y abrazos miles amiga.

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias por tu presencia en mis letras Marina...
Mi abrazo.
Reme.