domingo, abril 23, 2017

Tiempo perdido.


Las horas que el tiempo evapora
que se consumen sin descanso,
en un devenir de segundos,
que devastan el campo de la vida.

Se agotan los espacios,
y se alzan barreras que desconocía,
y la sal de mis ojos se activa,
como si al desalar, la ceguera se curara,
de su propia enfermedad.

Esa oscuridad, que gusta de florecer
cuando mi día alborea,
helando los rosales de mi jardín
quemando los pétalos de mis rosas.

El sentimiento ciega…
abre heridas allá,
 dónde, ni sabias que el dolor existía.

Y el tiempo perdido cultivando rosas,
acredita que será el compuesto,
 que abonara el suelo, donde yacerá
el recuerdo de tu culpa.


 Reme Gras.
Derechos reservados.

6 comentarios:

José Valle Valdés dijo...

Me resulta un poema logrado con muy buen gusto, amiga. Buenas imágenes.

Abrazos

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias José... un placer tu visita a mis letras.
Un beso.
Reme.

Jesús Gandía Núñez dijo...

Precioso poema Reme, el tiempo y las horas a todos nos preocupan

Siloe Sombra dijo...

Gracias Jesús... tu visita me llena de alegría.
Un beso.
Reme.

Beto Brom dijo...

El tiempo...el implacable verdugo de nuestros actos.
Como siempre deleité escucharte, amigaza.
Abrazotes

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias Beto... y yo feliz de que me visites.
Reme.