sábado, mayo 13, 2017

La historia de mi árbol

Una vez semilla,
apenas una ramita, en busca del sol,
un tallo quebradizo, agitado al viento,
 ramas que germinan con el paso de los días.

De frondosas y acogedoras sombras
 refugio de tormentas…
abrigo de aves de paso.

Mi árbol creció…
con cicatrices en su tronco,
nudos en su corteza,
resina sangrante desde su sabia.

Y va perdiendo ramas…
se quiebra ante la tempestad,
lagrimean sus hojas, las pierde,
irremediablemente, sus raíces afloran.

Por la erosión del tiempo…
por la vida que dio y perdió,
mientras pasaba el tiempo,
entre estación y estación.


 Reme Gras.
Derechos reservados.

No hay comentarios: