sábado, junio 10, 2017

Nunca


Nunca
Nunca alcanzaré las estrellas,
aunque, jamás deje de intentarlo,
el cielo no brilla para mí.


En un universo cambiante,
miles de estrellas brillan y deslumbran,
sin que importe la intensidad de su luz.


Nunca me importó brillar,
o ser más o menos opaca,
todo se reduce a la mínima expresión
hasta ver mi reflejo en tus ojos.


Mi entorno me oscurece,
me duelen los destellos de otras estrellas,
y no me basta ser una más,
me duelo por ese sentir...
ajeno a mi yo interior.


Y lucho por no dejarme arrastrar por la envidia,
siendo solo, una sombra de mi misma,
una estrella que agoniza y se aleja.


Reme Gras.
Derechos reservados.


6 comentarios:

Marina Collado Prieto dijo...

Una estrella que nada tiene que envidiar, una estrella que brilla con su propia luz...la tuya. Precioso Reme. Abrazos miles querida amiga.

Siloe Sombra dijo...

Gracias Marina, un beso.
Reme.

Laura Franco Jiménez dijo...

Muy bonito. Una sensación difícil de explicar, pero que has expresado de forma muy bella y clara y que comparto contigo.

:)

Saludos

Siloe Sombra dijo...

Muy amable Laura... gracias por dejar tu huella en mi espacio...
Reme.

José Valle Valdés dijo...

Me llega un poema bien logrado,amiga. Me destaca su Belleza de imágenes y exquisito discuro y ritmo. Te felicito.

Abrazos

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias José... un placer tu visita siempre.
Mi abrazo.
Reme.